Tablas para picar de haya térmica

Tratamiento térmico de la madera de haya
Este producto de madera se protege de manera duradera de las influencias medioambientales con un procedimiento simple y extremadamente ecológico.
La madera que es tratada mediante este método mantiene mejor sus dimensiones y es insensible al agua, prácticamente impermeable, y apenas sin revestimiento alguno.
La madera se «cuece» a temperaturas moderadas de entre 180⁰ y 220⁰C. Durante este proceso, se modifica su estructura y adquiere un precioso tono marrón oscuro.
Es mucho más resistente y apenas absorbe el agua.
De esta forma, la madera térmica se hincha y se estrecha menos y es a la vez más resistente frente a los hongos de la madera.
La madera es agradable al tacto y tiene un buen aspecto.
Al principio presenta un ligero aroma ahumado.
Las maderas termotratadas se secan mucho más rápido que las no tratadas y necesitan mucho menos mantenimiento.

Instrucciones de mantenimiento:
¡la madera tratada con aceite al principio todavía puede desteñir!
Utilice pañuelos de papel para el secado.